murociego

Wednesday, July 05, 2006

EDITANDO

Reglas del Juego

1- Contenido
1.1 Tarjetas con titulares de noticias reales.
1.2 Tarjetas con roles:
a- Jefe de Gobierno
b- Ministerio de Obras Públicas
c- Puntero de la Villa 31
d- Arquitecto
e- Agente Inmobiliario
f- ONG
g- Periodista
1.3 - Tarjetas con nombres de diarios y revistas:
a- La Nación
b- Clarín
c- Página 12
d- Revista Pronto
e- Revista Croquis
f- Revista "Hecho en Bs As"
g- Revista BA MAG

2- Para comenzar
2.1 Se reparten los roles, uno por cada jugador. Cada jugador debe mantener el rol asignado en secreto.
2.2 Se reparten los medios gráficos, uno por cada jugador. También se mantiene en secreto.
2.3 Se reparten los titulares equitativamente entre los jugadores.

3- El juego
3.1 Cada jugador debe realizar un trabajo de edición que consiste en armar un texto con los titulares que le fueron asignados, el cual debe estar en concordancia con las postura lógica de su rol y de su medio gráfico. Por ej: si a un jugador le toca "Puntero" y "Clarín" debería armar un texto escrito por un Puntero publicado en el Diario Clarín.
Los titulares NO se pueden reformular, sí separar, reubicar...etc. A su vez, la redacción y ortografía deben ser correctas ya que las pistas deben reducirse a una postura ideológica.
3.2 El tiempo máximo para editar es de cinco minutos.
3.3 Por turnos, cada jugador debe leer lo que armó y los demás participantes deben adivinar qué rol ocupó y para qué medio.
3.4 La operación de asignación de roles, medios y edición puede repetirse indefinidamente.

4- Puntaje
4.1 Por cada jugador que adivine correctamente su rol, el editor recibirá un punto.
4.2 Por cada jugador que adivine correctamente su medio, el editor recibirá un punto.
4.3 Cada jugador que adivine un rol recibirá un punto.
4.4 Cada jugador que adivine un medio recibirá un punto.
4.5 Al finalizar el juego se sumarán los puntos obtenidos y quién haya obtenido el mayor puntaje es el ganador.

Sunday, July 02, 2006

Villa 31 - Crónica

VILLA 31 - BS AS - ARGENTINA

Crónica de 70 años de historia y lucha urbana por los derechos a la tierra, a la vivienda y a una vida digna El asentamiento de la Villa 31/Retiro se conformó en 1930 en una zona aledaña al Puerto de Buenos Aires y a una de las grandes estaciones ferroviarias de conexión con el norte del país, en tierras públicas muy cercanas al centro de la ciudad. Alojó en sus comienzos a familias de obreros portuarios desempleados por la crisis de 1929. En la década del ’40 se alojaron inmigrantes europeos y obreros que estaban extendiendo el tendido ferroviario. A finales de la década del ’50 se habían organizado 6 barrios internos con una Coordinadora que agrupaba a los delegados barriales. A principios de la década del ’70 la Villa 31 albergaba alrededor de 16.000 familias (entre 45.000 y 60.000 hab.) organizados en una activa Coordinadora villera (que agrupaba a las villas de la ciudad), de lucha por la tenencia de la tierra, vivienda y radicación como barrio urbanizado. En esa época, la Villa 31 era proveedora de múltiples oficios y en particular, mano de obra bien capacitada para el sector de construcciones. Los habitantes contaban con promesas oficiales y planes de radicación, a través de un proyecto urbano elaborado por la Universidad de Buenos Aires- Facultad de Arquitectura. Durante la dictadura militar (1976-83) hubo una erradicación compulsiva y de violencia feroz contra los habitantes, siendo la gente trasladada por la fuerza en camiones militares fuera de los límites de la ciudad-capital y abandonados a su suerte en el Gran Buenos Aire o trasladados a los piases limítrofes los ciudadanos extranjeros. Dicha expulsión compulsiva fue frenada por un recurso de amparo promovido por los “curas villeros”, con sentencia favorable de un juez en 1979, que permitió dejar 46 familias (entre 180 y 200 habitantes) ya habiendo quedado la villa “limpia” de habitantes y sus viviendas destruidas por las topadoras municipales. Con la vuelta de la democracia en 1984, la Villa 31/Retiro se repobló rápidamente. En los primeros años de vida democrática se instalaban más 200 familias por noche, de antiguos habitantes expulsados y nuevos villeros, hasta alcanzar a mediados de los’80 una población cercana a los 12.000 habitantes (alrededor de 1900 familias) La superficie que ocupa la Villa 31 es de 15.25 hectáreas, que en su mayoría pertenece a la Nación (gobierno nacional), una parte pequeña a la ex/ YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales) hoy privatizada por Rep-sol/España y otra fracción de tierras son del ferrocarril. A principios de la década del ’90, el gobierno nacional firmó un plan para entregar las tierras a sus ocupantes, pero el decreto nunca se implementó. También a mediados de esa década, el municipio ofreció alternativas de dinero para desalojar la villa, rompiendo su organización interna a fin de utilizar esas tierras en la construcción de una Autopista. Esta iniciativa fracasó por la resistencia de un amplio sector de habitantes , cuando se intentó un desalojo forzoso y desde la municipalidad se enviaron topadoras para demoler, nuevamente, las viviendas de la Villa 31. (el proceso de desalojos forzosos se inició en 1994 y se detuvo en 1996). La resistencia y lucha de la población lograron frenar la operación policial o “limpieza de pobres” de una zona urbana que empezaba a valorarse para millonarios negocios inmobiliarios. En esa oportunidad se destruyeron 800 viviendas consolidadas y se logró la salida de un número importante de habitantes a través del sistema clientelar de punteros políticos que opera en la villa, dificultando la organización autónoma y democrática. Las promesas de vivienda en la periferia de la ciudad central, que se le hizo a la gente que aceptó abandonar sus viviendas en la villa, nunca se cumplieron, pasando estos grupos humanos a engrosar la exclusión y marginalidad villera del Gran Buenos Aires. En forma paralela, en esa década del ’90, se inicia en terrenos cercanos a la Villa 31 un plan de reciclaje en el antiguo equipamiento del puerto y urbanización con viviendas para sectores de muy altos recursos, marinas privadas, oficinas para empresas transnacionales, hoteles cinco estrellas y restaurantes de lujo, en un salvaje urbanismo de especulación y venta de tierras públicas (proyecto Puerto Madero). Se genera un “cuasi barrio cerrado” fragmentando aún mas la “guethizada” ciudad de Buenos Aires. Este proceso de especulación inmobiliaria, con el fuerte aporte de capitales internacionales, vuelve sus apetencias sobre las tierras de la Villa 31 y a la necesidad de su desalojo, tanto por el alto valor actual que tienen sus más de 15 Ha. como por la visión bochornosa de sus habitantes pobres. La faz visible y pública de una de las inversiones previstas para la zona de Retiro, es de UD$ 480 millones (Puerto Madero II) a través de un consorcio financiero integrado por: la empresa privatizadora de todos los aeropuertos del país (Corporación América S.A que incluye en parte capitales italianos y otros europeos); Banco Macro Bansud S.A. (capitales nacionales en el exterior y se dice que también participan capitales norteamericanos) y una constructora (Fernández Prieto) que ha construido más de 200.000 m2 desde 1996 en Puerto Madero I (datos: Diario Clarín, agosto y septiembre de 2005). No hay estudios sobre capitales financieros actuantes en el tema de inversiones inmobiliarias de esta escala. Actualmente en la Villa 31, en el sector con alto grado de consolidación viven 2860 familias (censo 2003) que implica más de 14.000 habitantes. Cuentan con servicios básicos de agua, electricidad, cloacas, y equipamientos comunitarios construidos con su propio autoesfuerzo y a veces con materiales entregados por el municipio. En la Villa 31bis, con asentamientos mas recientes y carencias grandes de servicios, viven 1780 familias (censo 2004) que representan cerca de 9000 habitantes. Una genérica voz del gobierno de la ciudad, nunca materializada en una propuesta, habla de radicar la Villa 31... y en cambio, para el sector de la Villa 31bis se les “ofrecería otra alternativa” para su desalojo... Se considera muy difícil que anuncien fechas de desalojos. Más bien se esperan alternativas diversas y teóricas propuestas desde el municipio de “radicar y urbanizar parte de la Villa”... y en forma paralela ir avanzando con decretos reglamentarios de Iniciativa Privada (D.R Nº 966/2005) que habilitan la presentación de los megaproyectos de inversión y venta de tierra pública. (Diario Clarín, agosto 26/2005 -- febrero 15 y 19/2006) La organización general de la Villa 31 está centrada en una Coordinadora de Delegados electos entre los vecinos de cada uno de los barrios (Inmigrantes; Güemes; YPF; Comunicaciones; Autopista; 31bis). Los delegados son electos por manzana, a través del voto secreto y en elecciones democráticas cada dos años. Se eligen los delegados en forma proporcional a los habitantes de cada manzana (mínimo 1 delegado, máximo 5 delegados). También actúan en la Villa, una multiplicidad de comedores comunitarios, agrupaciones diversas, sociales y deportivas para niños y adolescentes y ONG’s de educación. Entre estas organizaciones Sociales que trabajan en los distintos barrios se desarrolló la Agrupación José Valenzuela (barrio YPF) que actúa como club social y deportivo “El campito de Retiro” en su trabajo educativo para un grupo de más de 50 chicos/as de 5 a 16 años. Han construido con aportes y contribuciones voluntarias un espacio cubierto comunitario (SUM) para una mayor flexibilidad de sus actividades culturales, deportivas y alimentarias para la población participante. La Agrupación José Valenzuela nació el 11 de marzo de 2003, con alto grado de experiencia en trabajo barrial villero con chicos y jóvenes adolescentes, desde mediados de la década del ’80. Se conforma como un grupo político-social de base, pluralista en su concepción que revindica la lucha histórica villera, defiende el derecho a la tierra, a una vivienda digna y su inclusión ciudadana desde la urbanización integral de la Villa 31-Retiro como un barrio más de la ciudad de Buenos Aires (en la actualidad la sola mención de vivir en las villas reconocidas de la ciudad (22) implica exclusión y estigma social en posibilidades de trabajo, de acceso a servicios, a bienes culturales y educacionales) La Agrupación propone profundizar la unidad y articulación de las demandas de todos los barrios de la Villa para construir y consensuar un proyecto de radicación y urbanización barrial con activa participación de sus habitantes. Los objetivos de la movilización de la Villa 31 y Villa 31bis de Retiro, fueron salir a luchar y mostrar su lucha en la calle, por la defensa de sus derechos a la tierra, a la vivienda digna y a la vida inclusiva en su ciudad. • pretenden constituirse en un barrio más de la ciudad, no excluido como una villa miseria y discriminados por su pobreza como ciudadanos, tal cual como les fue prometido en forma reiterada por diversos gobiernos municipales a lo largo de los últimos 40 años • reclaman participación en la elaboración de un plan integral, que incorpore a la totalidad de la Villa (la 31 y 31bis) con sus cercanas 5000 familias, que la habitan y construyen cotidianamente un capital social, que no encaran ni tienen en cuenta las políticas públicas municipales (son en la actualidad más de 23.000 habitantes) • apuntan con la movilización a hacer visible el doble discurso del municipio, que por un lado dice, “...la villa no se erradica, se urbaniza...” y por otro lado, apoya al gobierno nacional en la venta de las tierras públicas que circundan la villa y aprueba emprendimientos de especulación inmobiliaria para la renta privada, que preanuncian la expulsión de la Villa 31 en el corto plazo. Se adjunta el manifiesto y petitorio entregado a las autoridades municipales y una síntesis sobre la última movilización a Plaza de Mayo, elaborada por la Agrupación José Valenzuela. A la fecha no han recibido noticias desde el municipio respecto a lo presentado el mismo día de la movilización. Para el futuro inmediato se han priorizado tareas relacionadas a la necesidad de organizar una Red de apoyo a sus reivindicaciones de derechos urbanos y aparecen diversos problemas que deben estudiarse, resolver e implementar para su factibilidad. Asimismo están analizando como materializar estrategias más integradas con otros grupos amenazados de la costa capitalina y con Federaciones de organizaciones sociales y urbanas (APEVU-Asamblea Permanente por los Espacios Verdes Urbanos y defensa de la Tierra pública) para un mayor peso de las demandas (lobby ciudadano) en el Ejecutivo y Legislativo local y nacional. Y el tercer aspecto al cual están abocados Está referido a las respuestas y/o propuestas que realice el gobierno local en función del petitorio entregado a las autoridades y técnicos municipales. Jassy Braun, Fundación TIAU, Buenos Aires, marzo de 2006 Buenos Aires, abril de 2006
Anexo 1: Petitorio entregado al Gobierno Nacional Argentino, en la Movilización hecha por nuestro Barrio, la Villa 31 y 31 Bis.Señor Presidente de la Nación, Dr. Nestro Kirchner Presente De nuestra consideración: Los abajo firmantes, drepresentantes del Cuerpo de Delegado de las Villas 31 y 31 bis y vecinos de ambas villas se dirigen a usted a efecto de expresar lo siguiente: Durante el año 2005, debido a preocupantes informaciones públicas para la Villa y todo el sector de puerto, tuvimos diferentes reuniones con legisladores de la Ciudad, Diputados Nacionales, funcionarios del Instituto de la Vivienda del GCBA y los responsables de la Corporación Puerto Madero. El resultado de esas reuniones no nos dejó tranquilos: "Los legisladores sabían que existe un gran proyecto inmobiliario que va desde Isla Demarchi hasta casi el Aeropuerto. "Los responsables de la Corporación Puerto Madero entendían que su única función" es "facilitar" los proyectos inmobiliarios. Y el IVC dice tener un proyecto de radicación, pero tomando en cuenta lo anterior, se sobreentiende que una Villa entre departamentos de 300 mil dólares dificilmente sea un proyecto serio. Por otra parte, debemos aclararle que la Villa 31 tiene su propio proyecto de radicación y urbanización que data del 2002, desarrollado entre vecinos y un cuerpo de arquitectos de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires. Este proyecto ha sido presentado en la Legislatura, en la IVC, en Desarrollo Social de la Nación y Ministerio de Infraestructura y aún hoy esperamos respuesta. Entre fines de enero y principios de febrero de este año se profundizaron las informaciones públicas y declaraciones de funcionarios sobre el plan de infraestructura vial, la venta de tierras públicas y los proyectos inmobiliarios y como tal, nuestra Villa comenzó un proceso de debate que concluyó con la decisión de venir a esta Plaza de Mayo y exigir: 1) La radicación y urbanización de la Villa 31 y 31 bis. 2) Exigir una mesa de concertación entre Gobierno nacional, de la Ciudad y la Legislatura Nacional y de la Ciudad, juntamente con los Cuerpos de Delegados de los Barrios. 3) Que mientras ese consenso no exista, no se realice ninguna obra que afecte nuestros barrios y que no se induzca a nuestros vecinos a abandonar la Villa. 4) Exigimos el respeto al Decreto Ley 1001, a la Ley 148 GABA, derogación del Decreto 110 GCBA. Exigimos respeto al Art. 14 bis de la Constitución Nacional y el Art. 32 de la Constitución de la CABA. 5) Reconocimiento de las organizaciones elegidas democráticamente por la comunidad y participación de las mismas. 6) Que los funcionarios entiendan que la Villa 31 es una sola y que con la denominación de 31 bis se ha intentado dividir a sus habitantes. 7) Resulta indispensable, en un marco de consenso, la realización de un nuevo censo fiscalizado por la organización del Barrio. Finalmente queremos expresar que asi como nosotros respetamos y continuamos las luchas que durante casis 70 años llevó nuestra villa adelante y especialmente con la figura de nuestro Carlos Mujica, exigimos respeto a esa historia y al justo reclamo que aqui hacemos.

CUERPO DE DELEGADOS VILLA 31 Y 31 BIS - VECINOS - ORGANIZACIONES SOCIALES

"EN EL PASADO CON LAS DICTADURA, HOY CON LA DEMOCRACIA: NO A LA ERRADICACIÓN DE LA VILLA 31"
Vecinos de las Villas 31 y 31 Bis marcharon, ayer, hacia la Plaza de Mayo para reclamar información sobre los negocios inmobiliarios que el gobierno de Kirchner y algunas empresas pretenden hacer a espaldas de los vecinos. La Villa 31 tiene setenta años de vida y otros tantos de intentos de desalojo. Ningún gobierno, al momento, consideró la posibilidad de transformar la zona para elevar las condiciones de vida de los pobladores. Solo transcendieron proyectos que implican el desarraigo, la expulsión y la vista gorda al problema de la exclusión social de sus habitantes.

Por ANRed - FR (redaccion@anred.org)

Pasado el mediodía desde Retiro partieron las columnas de vecinos y vecinas hacia Plaza de Mayo. Convencidos como decididos a defender con unidad de acción, un lugar que les es propio, las agrupaciones nacidas en la Villa al calor de la necesidad: Múgica Hurlimgham, MOI (Movimiento de ocupantes e inquilinos), la comunidad peruana, Murga Los Tachitos de Sauce, Comedores Padre Múgica Retiro, Israel Emanuel, Kevin y Sinai, entre otros, se sumaron a la movilización.
Una gran bandera encabezaba la marcha: "Villa 31: 70 años de historia", junto con la figura de Carlos Múgica, sacerdote tercermundista que trabajó incansablemente en el Barrio de Comunicaciones de la Villa, hasta 1974, año que fue asesinado por la Triple A. Detrás, otra frase resumía esos setenta años de defender la posibilidad de tener un lugar en el mundo: "En el pasado con la dictadura, hoy con la democracia: No a la erradicación de la villa 31"
Desde hace cuatro meses el Gobierno Nacional discute simultáneamente con dos grupos empresarios, la empresa australiana Delmo y el grupo integrado por Metrovías (Roggio), Ferrovías (Romero) y TBA (Cirigliano), la venta de los terrenos ferroviarios de Retiro, el área inmobiliaria más cara de Capital Federal (el metro cuadrado está tasado promedio en 3000 dólares), para electrificar el ferrocarril San Martín, que une la Capital con Pilar. Con la venta de los terrenos, valuados en 500 millones de dólares se financiaría la electrificación.
Además, el proyecto Retiro 2010, incluye la reconversión de la zona elegida en un segundo Puerto Madero con la construcción de comercios, oficinas, viviendas y espacios públicos, solo real en el imaginario que obvia a las miles de familias carenciadas que ya salieron a defenderse contra el "Retiro" de su propio barrio.
"Estamos aquí para esclarecer la situación en que se encuentra la Villa 31 y 31bis porque todos los días sale informes periodísticos sobre la erradicación de nuestras viviendas pero a nosotros no nos informan nada" explicó Juan Romero, vecino y director de la Radio 88.1 que transmite en la Villa. Además, agregó "desde que vivo en el barrio hace 23 años, más allá de ciertas acciones concretas de desalojo siempre hay rumores. Pero hoy por hoy nos organizamos para dar una respuesta".
En el mismo sentido, el delegado de la 31 bis, Jorge Robledo, planteó que el Gobierno no puede negociar a espaldas de los vecinos. "Somos 15.000 personas y no nos tienen en cuenta, nosotros venimos acá para saber cual será el destino de nuestros hijos sin futuro".
Una vez que arribaron a Plaza de Mayo, una comisión de doce delegados ingresó a la Casa de Gobierno y entregó un petitorio consensuado entre las organizaciones de vecinos que señala:
El resultado de las reuniones con diferentes funcionarios de la ciudad del Gobierno Nacional y de la Corporación Puerto Madero, no nos dejó tranquilos. Los legisladores saben que existe un gran proyecto inmobiliario. Si alguien pretende poner en marcha un proyecto de departamentos de 300.000 dólares entre la villa no es un proyecto viable. La Villa 31 tiene, desde hace dos años, su propio proyecto de urbanización que elaboró junto con especialistas de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires.
Se presentó en todos los organismos nacionales y de la ciudad competentes en el tema para que sea estudiado, incluida la Legislatura porteña. Exigimos una mesa de concertación entre el gobierno de la ciudad, la nación y los vecinos para encarar cualquier proyecto que pueda afectar a los pobladores de la zona y el reconocimiento de las organizaciones vecinales. A la vez denunciamos que la partición entre Villa 31 y 31 bis es un intento de dividir la lucha de los vecinos.
El documento fue entregado a un asesor de Oscar Parrilli que se comprometió únicamente "a entregarlo en mano" al presidente de la Nación.
Vecinos, la villa no se erradica, se urbaniza.
En 2003 por pedido del Cuerpo de Delegados de Villa 31, se inició un estudio de urbanización de la zona llamado "Plan de Estructuración Urbanístico y Social para Villa 31.". El mismo fue realizado por Jorge Mario Jáuregui, arquitecto urbanista brasilero, que trabaja en proyectos de interés público.
El estudio fue llevado a cabo junto a su equipo interdisciplinario y la colaboración de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Buenos Aires, a través del arquitecto Javier Fernandes Castro.
En el informe se detalla:
"Este tipo de urbanización integral se encuadra en un sistema de financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que considera una inversión de U$D 3.500 por familia, como base para el cálculo del monto total de la urbanización."
"Por su localización en una área privilegiada de la ciudad, atendida tanto en términos de infraestructura cuanto de transportes, puede desempeñar un importante papel de bisagra entre los usos residenciales cercanos de las clases económicamente fuertes y la carencia de prestadores de servicios para esos mismos sectores, funcionando como un mercado de mano de obra específico, reciclando antiguos galpones abandonados del ferrocarril localizados en el sector denominado 31Bis."
La propuesta consiste en relocalizar este sector (31Bis) en el terreno de YPF (Villa 31) incluyendo una conexión directa entre este mercado de servicios propuesto (Centro de Generación de Trabajo y Renta) con una gran explanada de acceso, un área deportiva a ser implantada en el lugar donde está actualmente 31 Bis (sectores Barrio Caacupé, Barrio Chino y Barrio Nuevo), la urbanización general de Villa 31 con la incorporación de espacios públicos, equipamiento urbano, infraestructura, tratamiento de los accesos, pavimentación de calles y plazas y la complementación del trazado vial existente mediante nuevas conexiones, la recuperación de la iglesia del padre Múgica con la creación de una plaza anexa, tratamiento paisajístico-ambiental general del área a lo largo de la autopista, nueva bajada de conexión de la autopista al puerto, reflorestamiento general del área, iluminación pública y señalización."
Todo esto incluido en el referido costo de U$D 3.500 por familia (quedando fuera de este valor solamente la mencionada nueva conexión vial desde la autopista)."
Las viviendas estudiadas para las relocalizaciones necesarias, consideran un núcleo básico (estar y 2 dormitorios con 42m) y previsión para la expansión futura a cargo de cada habitante. Este núcleo básico es concebido como un portador de urbanidad y constituye parte componente de la nueva fachada urbana proyectada.
El estudio consideró una Lectura Macro (Inserción Urbana): considerando la relación con la ciudad y el entorno en términos de accesibilidad, infraestructura, características ambientales, de servicios, de empleo, esparcimiento, vacíos existentes, nuevas conectividades necesarias, la creación de una nueva imagen positiva del área y la definición de nuevas centralidades. Y una Lectura de las Condiciones Locales, incluyendo: sus diferentes centralidades el nivel de organización de los habitantes la especificidad de la mano de obra local las condiciones de circulación las áreas libres las áreas vedes las características de las edificaciones y de los usos las condiciones infraestructurales (áreas sujetas a inundaciones, las instalaciones cloacales y de abastecimiento de agua) el tratamiento de la basura las adecuaciones para nuevos usos, etc.
Este estudio realizado fue presentado en asamblea pública en la comunidad.
Erradicación, que no se vea lo que crea el sistema
Los primeros pobladores de la zona de la Villa 31 fueron inmigrantes europeos, llegados a principio de la década del 40. Luego, el asentamiento fue en aumento con el arribo de los obreros que trabajaban en el tendido ferroviario y se mantuvo en constante crecimiento hasta el presente. En 1958 ya existían seis barrios. Para 1970 la cantidad de familias ascendía a 20.000. Este crecimiento está fundado no solo en la carencia de políticas sociales y programas de vivienda sino en el continuo aumento de la pobreza y la desocupación. En la actualidad está formada por personas nacidas en el barrio, por gente del interior e inmigrantes de países vecinos, principalmente de Paraguay, Bolivia y Peru.
La dictadura militar aplicó un programa económico liberal que cerró fuentes de trabajo, a la vez que comenzó con la concentración de la riqueza en pocas manos. Para la que este modelo pudiese ser instalado, por un lado, se aniquiló a 30.000 personas y se intentó borrar a los excluidos del sistema económico. Así es como se planificó el plan de erradicación compulsiva de la Villa 31 que fue frenado por un juez en 1979. Pero los intentos de desalojo continuaron mientras el programa económico acrecentaba los niveles de pobreza e indigencia.
La democracia, aún, parece "desconocer" esta realidad.
En 1990, el ex presidente Carlos Menem firmó el Plan Arraigo que permitía a los habitantes ser dueños de sus tierras pero este plan nunca se aplicó. Tanto los ex intendentes Carlos Grosso, en 1994 como Jorge Domínguez en 1996, también, aspiraron a "barrer la Villa y esconderla bajo la alfombra". Aunque, Domínguez dio un paso más y mandó al barrio varias topadoras que destruyeron las viviendas y pertenencias de los habitantes. Por ello pasó a la historia con el apodo: Jorge "Topadora" Domínguez.
Clara, hace 12 años que vive en la "31bis" recibe la ayuda de un colegio para darle de comer a ciento cinco chicos del barrio, durante los fines de semana y recuerda con angustia el episodio de las máquinas. "Le pasaban por encima a todo, las heladeras, las cosas de la gente, y uno no tiene donde ir y lo que tiene la Villa es que nos ayudamos entre nosotros. A veces vienen los chicos y me piden algo de comer, y siempre algo hay. Hace doce años que estoy ahí y somos muchos, estamos pegados, hay casitas de hasta tres pisos.Hoy, por más que muchos no hayan venido a esta plaza, luchamos para todos y por todos los habitantes de la Villa" agregó.
El megaproyecto "Retiro 2010" o "Retiro de la Villa 31"
vista parcial de la Villa
El proyecto Retiro 2010, un plan para urbanizar una parte de los terrenos de los ferrocarriles (que circunscribe a la Villa 31), incluye la urbanización de 18 hectáreas de terrenos fiscales. Consiste básicamente en electrificar el ferrocarril San Martín y reconvertir una franja de terrenos paralelos a la Avenida Libertador, entre la terminal de trenes y Avenida Pueyrredón en un 65% a espacios públicos (calles y plazas) y el 35 % restante en zona de comercio, oficinas, hoteles y edificios que no superen los 15 pisos. Los fondos se obtendrían cediendo terrenos de Retiro que pertenecen a la Nación.
`
El desarrolló del proyecto de esa porción de la zona se le encargó a la Corporación Puerto Madero. Pero ningún funcionario ni nota periodística esboza siquiera qué va a pasar con los vecinos.
La Corporación Antiguo Puerto Madero (CAPM SA) fue creada por Decreto Nº 1279/89, concretándose la transferencia de dominio el 2 de julio de 1990. Esta sociedad constituida por Decreto del Poder Ejecutivo Nacional en noviembre de 1989 e integrada por siete funcionarios nacionales y de la Ciudad de Buenos Aires, ha sido la fraudulenta destinataria de los terrenos más caros de la ciudad: primero Puerto Madero y ahora Retiro. (2) Tan solo algunos apellidos que pasaron por el directorio revelan la identidad de la Sociedad: Raúl Juan Vicco, Pedro Pou, Jorge Eduardo Corach y Raúl Juan Pedro Moneta
El plan Retiro 2010 se enmarca en un proyecto general, aún es bosquejo, que apunta a transformar las terminales de Retiro a la calle Salguero, y de Libertador al puerto. Para realizar la operación, los estudios Alberto Varas & Asociados y Baudizzone, Lestard y asociados, contratados por la Corporación para hacer el proyecto, también están realizando un boceto preliminar de lo que debiera ser el nuevo centro de trasbordo, ubicado entre la terminal del Belgrano y la terminal de micros.
Al fraude menemista, de transferir vía decreto a la CAPM SA, tierras del dominio público nacional para su venta privada, se agregó el acuerdo firmado entre Eduardo Duhalde y Aníbal Ibarra en 2002, antecedente válido de la actual propuesta sobre Retiro.(2)
Intereses frustrados
El propósito de reconversión del área se remonta a 1993, cuando el ex ministro de Economía Domingo Cavallo presentó un proyecto para 93 manzanas. El mismo proponía correr las vías del ferrocarril hacia la terminal de micros y reurbanizar el área. Sin embargo, la idea quedó paralizada cuando la Sociedad Central de Arquitectos junto a otros entes, se opusieron al proyecto y propusieron un llamado a "concurso de ideas".
En 1996 la sociedad organizó un concurso internacional y desde entonces es propulsora de la urbanización de Retiro. En ese entonces los ganadores fueron contratados por el Ente Nacional de Bienes Ferroviarios (Enabief) y serían los encargados de llevar adelante un plan de urbanización de 78 hectáreas junto con la creación de la normativa urbanística de la zona. Sin embargo, la legislatura nunca trató su aprobación.
En 2000, por encargo de la Corporación Puerto Madero, el mismo estudio de arquitectura replanteó su proyecto original, el proyecto se extendió a más de 300 hectáreas. La idea que tenía la Corporación Puerto Madero por ese entonces era construir allí una plataforma logística de infraestructura para la ciudad, que nunca prosperó porque resultó inviable. Hasta que llegó esta nueva propuesta.
A mediados de 2005, la corporación y los arquitectos retomaron y esbozaron la urbanización sobre la franja de 18 hectáreas sobre Av. del Libertador.
El proyecto actual aún debe ser aprobado, para que luego se ratifique la normativa y la zonificación y el Organismo Nacional de Bienes del Estado (ONABE) pueda vender las tierras.
Desde entonces algo se mantiene bajo secreto de sumario. Nadie habla de lo que pasará con los habitantes de la Villa 31. Solamente se escucha la resistencia de sus pobladores y el silencio de Estado ante una iniciativa que supone borrar del mapa, lo que las políticas de estado se encargaron de crear.

Oposición de los vecinos a la urbanización de la Villa 31 en Retiro
La ciudadanía se ha enterado estos últimos días de la voluntad del jefe de gobierno de urbanizar la Villa 31 de Retiro, en el mismo lugar donde hoy se encuentra.
La escasa información disponible -ya que no se consigue ningún proyecto de forma oficial- impide el debido análisis de la medida. Lo que sí es seguro es que no se han tenido en cuenta las opiniones de especialistas internacionales que previnieron sobre la posibilidad de que se forme un nuevo “güeto”, esta vez de material y en propiedad horizontal, ya que urbanizada allí quedaría aislada por la autopista Illia, las vías del ferrocarril y por el puerto, sin ningún tipo de integración o mixtura con el resto de la ciudad.
De esta manera, lo único que se lograría sería la especialización de un territorio urbano, ya que es muy poco probable que alguien de un nivel económico superior quiera ir a vivir a una villa, pese a las mejoras que pudieran realizarse.
Evidentemente es necesario encontrarle una solución a sus habitantes y expuestos a la falta de un techo digno. Pero existen otras alternativas a la urbanización en la zona. Créditos blandos para la adquisición de viviendas, reubicación en propiedades que posee el gobierno de la ciudad, autoconstrucción en diferentes zonas y muchas otras que pudieran surgir. Aclaremos que con la venta de las tierras se podrían construir muchas viviendas, no solamente para solucionar esta situación puntual, sino para paliar el déficit habitacional que posee la ciudad.
Al respecto, no hay que negar la posibilidad de realizar un negocio inmobiliario (son las tierras más caras disponibles en la actualidad), como el que resultaría de la venta de estas tierras, en tanto y en cuanto se lleve adelante un proyecto integral que supla carencias del área central.
Pero como ciudadanos también nos preguntamos: ¿Es justo que se premie a habitantes ilegales con una urbanización pagada por todos los contribuyentes cuando ellos no pagan ningún servicio público, pero sí servicios de televisión satelital (con sus antenas observables a simple vista desde la terminal de ómnibus)? ¿Por qué no se tiene en cuenta a los miles de argentinos que no viven en villas y que deben viajar varias horas para llegar a sus trabajos, con la consiguiente pérdida de tiempo y los costos de desplazamiento?
Si las autoridades analizaran otras alternativas como las propuestas, la ciudad ganaría en integración de los conjuntos sociales más desfavorecidos, en seguridad, y en recursos y oportunidades, tan importantes hoy para la renovación de la ciudad.

CLASE 29.06

29.06 HUBO ACUERDOS Y DESACUERDOS
En una reunión a puertas abiertas los punteros de la Villa 31 negociaron con el Jefe de Gobierno pautas para una posible urbanización de la zona. Pidieron título de propiedad y trabajo entre otras cosas.
Por otro lado, agentes inmobiliarios se reunieron con personal del Ministerio de Obras Públicas para proponer la explotación comercial de la zona. Habría habido desacuerdos fuertes. El MOP asegura que no se atentará contra la gente de la Villa.
Entretanto, hubo disturbios entre el Jefe de Gobierno y la prensa.
"No es momento de pensar en una relocalización" MOP.
"Se está desaprovechando una parte importante de la ciudad" Agentes Inmobiliarios
"Estamos dispuestos a trabajar con los habitantes de la 31" Estudio ARQ
"Nuestra prioridad es defender los derechos humanos" ONG
"Queremos el título de propiedad y trabajo" Punteros
"Nos atacan en lugar de hacer su trabajo" Periodistas de la revista "PRONTO" (a JdG)
"Deberías ir a sacarle fotos a Moria" JdG (a Periodistas de la revista "Pronto")

REALIDAD ESCRITA la revista de la Villa 31

Realidad Escrita es el producto del Taller de Periodismo que todos los martes se dicta en la escuela “Bandera Argentina” (Esc. Nº 25, D.E. Nº 1, ubicada en Antártida Argentina y Letonia), del que participan alumnos de 5º a 7º grado. Conocida en el barrio como "La Banderita", a esta escuela pública asisten la mayoría de los chicos de la Villa 31 de Retiro.
Realidad Escrita está pensada y realizada íntegramente por los chicos; tanto el nombre, las secciones como los contenidos. Pero no es sólo una revista escolar o infantil. Es un medio barrial para ser leído también por jóvenes y adultos, en el cual los “mini periodistas” informan sobre la actualidad de la villa y opinan sobre las principales noticias nacionales e internacionales.
La revista llega a todos los barrios de una villa particularmente fragmentada, donde la comunicación entre los distintos barrios que la componen (Comunicaciones, YPF, Inmigrantes, Barrio Chino, Güemes, 31 Bis) está muy restringida. En la actualidad, la revista se reparte en comedores e instituciones de toda la villa. Además, el taller está integrado por chicos de todos los sectores de la villa, que a su vez llevan su “Realidad Escrita” a sus familias y amigos. La revista se reparte también entre los alumnos de la escuela, y en la estación de lectura “Ernesto Sábato” de la Terminal de Ómnibus de Retiro.
Desde abril de 2004 hasta diciembre de 2005, se editaron seis números de la revista, con una frecuencia trimestral a lo largo del año lectivo escolar.
Proyección local, nacional e internacional
Este novedoso medio de comunicación ha logrado romper el aislamiento de la villa, y se están haciendo conocer en toda la ciudad, en el resto del país y en el exterior.
El jueves 30 de noviembre de 2004 fue presentada en el Taller de Periodismo (cátedra Baigorria) de la Carrera de Comunicación de la Facultad de Cs. Sociales (UBA). Allí ocho chicas del staff compartieron su experiencia con los que están por graduarse, en una experiencia inédita hasta entonces.
También se han interesado por la revista medios nacionales, productoras de TV, radios, revistas, sitios de internet y escuelas de periodismo. Del interior del país, nos solicitaron un ejemplar vía mail agencias de noticias e instituciones educativas y públicas de la ciudad de Rojas, de Salta y Mar del Plata. Y gracias a un artículo de la Red Internacional Solidaria (
www.risolidaria.org.ar), están llegando respuestas de España, México y otros países iberoamericanos.
La conducción del taller y la producción de la revista está a cargo del profesor Mariano García, que realiza su tarea en forma voluntaria. La impresión se realiza gracias al aporte solidario del
Estudio Cassini.
Contacto: Mariano García. Tel.: 4957-3318. E-mail: mariano@octubre.org.arEscuela "Bandera Argentina": Tel.: 4312-7739